Cuenta la tradición que en una Hacienda ubicada en los límites de la antigua Villa de Carrión, en Puebla, se bebía un exquisito mezcal artesanalmente confeccionado, a partir de un ejemplar agave silvestre, por indígenas de la Sierra Mixteca.

Dice la leyenda que al cobijo de tan exquisita bebida, se construyeron inolvidables amistades y apasionados amores.

De ellos fueron testigos Don Domingo, caporal del campo y Doña Toribia su esposa, así como Don Luis, el amo de aquella Hacienda.

Este tesoro ha permanecido oculto hasta hoy que hemos decidido compartirlo.

Es así que Entregozos es un mezcal centenario de alta calidad y sabor inigualable. Un mezcal premium con denominación de origen poblano.

DON LUIS BRINDABA DICIENDO…

 

 

 

“El mezcal trae consigo la espera de la tierra, su paciencia. La docilidad ancestral que prudentemente espera en el alba el calor del sol y que sigilosamente aguarda y deja madurar para dar fruto. Además, el mezcal engendra un sentimiento de complacencia, pues posee la virtud de despertar el espíritu y consentir el alma”.

Es por esto, que, desde sus raíces, fue concebido como una bebida única, que dentro de su misticismo atesora instantes; cómo las risas de amigos entrañables, los consejos del abuelo en la sobremesa o las tardes lluviosas que aprecian los enamorados.

ELABORACIÓN 100% ARTESANAL

El proceso de destilación poco ha cambiado en la Sierra Mixteca Poblana durante el paso de los siglos, esta es la razón de su valor ancestral. Es por eso que se dice que al momento de beber mezcal, se está consumiendo una bebida sagrada al igual que la bebían emperadores y reyes de las sociedades prehispánicas del Imperio Mixteco y Zapoteco.

En ENTREGOZOS acudimos a procesos de producción artesanales en defensa de la tradicional cultura mezcalera y la búsqueda por conservar su genuino sabor.

Conscientes de la filosofía de ENTREGOZOS, todas las personas involucradas en su producción (desde quien selecciona cuidadosamente el agave, hasta el que ofrece el producto al consumidor), buscan hacer su labor con alegría y entrega

 

   

La emblemática Hacienda ubicada en la Antigua Villa de Carrión en los límites de la mixteca poblana fue construida a partir del siglo XVI. La Reina Isabel la Católica asignó estas tierras a Diego de Ordaz quien fuera sobrino del Conquistador.

Generación tras generación se ha transmitido el gusto por el mezcal que se produce en la zona. Fascinantes historias y leyendas de la Hacienda giran en torno a las familias que compartían el mezcal para celebrar momentos únicos de su vida.

NUESTRO PROCESO

Selección del Agave

Corte

Cocción

Molienda

Fermentación

Destilación

Envasado y Empaquetado Manual

Distribución

El cúmulo de esas experiencias y el conocimiento sobre todas las virtudes que posee el maguey silvestre de esas tierras, fue lo que motivó a Don Luis a envasar y convidar el deleite de esta peculiar bebida y es lo que ahora nos motiva para compartirlo con el mundo.